domingo, 11 de mayo de 2014

BARRANCO D´A GLERA (FORCOS).

CUANDO LO ESTÉTICO PRIMA SOBRE LO DEPORTIVO.


Los primeros 200 metros de este barranco son apoteósicos, a nivel estético de lo mejorcico que podemos encontrar en los Pirineos centrales, lástima que sean tan cortos...... Pero vamos poco a poco.

 La entrada de la garganta del Puen d´as Cabras, fantasía pura.


Este año vamos un poco retrasados con el tema de los barrancos y a estas alturas había un mono importante. El sábado lo dan bueno asi que tiramos de la interminable lista de actividades que tenemos pendientes y nos decantamos por un barranco que se nos quedó en el tintero la temporada pasada: el Barranco d´a Glera, más conocido como Forcos.
Para ello, tenemos que ir hasta la coqueta población de Bergua, en pleno Sobrepuerto, a la que accederemos por una pista a tramos asfaltada que sale desde Fiscal. Bergua es una de las escasas localidades del Sobrepuerto que aún están habitadas, en parte gracias a los hippies que la ocuparon parcialmente en los 80-90, en parte también a que es la única a la que llega una carretera, si es que a esto se le puede llamar carretera.
Para aproximar al barranco cruzaremos el pueblo y tomaremos la senda en dirección a Escartín y que baja directamente al cauce del Forcos. Esta senda es una preciosidad, va en medio de un bosque frondoso que nos dará sombra continuamente. Me llamó mucho la atención lo bien que está conservado el sistema de aterrazamientos de esta ladera de la montaña, construido con mucho esfuerzo durante muchas generaciones por los habitantes de estas localidades para ganar pastos a las montañas y poder subsistir. Los amurallamientos de las terrazas y el empedrado de algunos tramos de la senda, están perfectamente conservados. Si pasáis por aquí, fijaros bien por que esto no es fácil de encontrar en otros sitios, al menos no tan bien conservado.

 La aproximación va todo el rato por el bosque.


La senda llega al cauce del río, justo en la confluencia del Forcos con el Barranco d´a Pera, cauces que actualmente su cruzan por unas pasarelas metálicas.  Este sitio es muy bonito e invita al baño. Aquí acabará nuestro descenso.
Aprovecho para hacer algunas apreciaciones con la toponimía de estos barrancos. El Forcos se denomina así al tramo del río que comprende entre estas pasarelas y su desembocadura con el río Ara. Aguas arriba de este punto, se denomina "Barranco d´a Glera" o simplemente "A Glera d´Otal". Doy las gracias a Alex Puyó por las aportaciones que me ha hecho acerca de las toponimía de este barranco ya que el tramo que vamos a descender es conocido genéricamente y de forma errónea como Barranco de Forcos.

 Las pasarelas del Forcos, final de nuestro descenso.



Una vez cruzadas las pasarelas, tomaremos la senda que va en dirección a Escartín. La senda continua siendo preciosa, todo el rato por el bosque. Un poco más adelante encontraremos un nuevo cruce. Dejaremos la senda que sube a Escartín y tomaremos otra que va a "Otal por Barranco". Importante tomar esta senda, la otra es más larga ya que nos subiría hasta el pueblo para luego tener que descender de nuevo hasta el cauce del barranco.
La senda va a media ladera por encima del cauce del Forcos que lo tendremos continuamente a la izquierda y cruza varios barrancos-afluentes que quedan fichados para futuras visitas por la zona. Me sigue llamando la atención el sistema de aterrazamiento conservado en toda esta ladera del barranco, menuda obra de ingeniería, lo que tuvo que costar hacer esto.


 Importante tomar en este cruce esta senda y no la que lleva a Escartín


En 1h15min aproximadas llegaremos al cauce del barranco, dónde nos podremos cambiar en una gran losa justo en la entrada de la garganta por dónde tendremos que descender. Estamos a primeros de mayo y el barranco lleva un caudal majete, ahora mismo quizás un poco fuerte, pero lo suficiente para disfrutar ya que, aunque tiene un caudal permanente durante todo el año, en verano mengua mucho y pierde algo de interés.

 El primer chapuzón de la temporada, ha costado pero ha llegado.


Mientras nos cambiamos y comemos algo, estudiamos desde arriba la primera cascada, la única dificultad real que tiene el barranco. La instalación para rapelar es muy precaria y está muy mal ubicada, el rapel nos llevaría por el activo de la cascada y nos dejaría justo en la recepción de la misma que hoy, con el caudal que hay, forma un fuerte rebufo en su base. La opción de rapelar no la cotejamos asi que tocará saltar. La poza de recepción cubre mucho y por suerte podemos elegir diferentes alturas de salto, los más valientes podrán hacer un salto de unos 10m, en nuestro caso, sobretodo el mío que ahora mismo tengo la espalda reventada de tanto entrenar y ando de la mano de fisios, hicimos un salto de unos 5-6m.

 La primera cascada con fuerte rebufo en la recepción.


Esta cascada y la poza de recepción es la primera toma de contacto del barranco, nos hemos puesto los neoprenos justo en la losa que hay encima de la cascada. Buf, qué fria está el agua, cuando salgo de la poza después de saltar me laten las sienes de lo fria que está......


 Saltamos para evitar el rebufo de la primera cascada.


A partir de aquí empieza un tramo del Barranco d´a Glera que se conoce como Puen d´as Cabras. Es un sitio excepcional, 5 estrellas, de lo mejorcico y más bonito que podemos encontrar en todo el Pirineo central en barrancos excavados en el Flysch. 



 La entrada del Puen d´as Cabras.


En este tramo el agua ha abierto un pasillo muy estrecho en medio de los estratos rocosos del Flysch creando un desfiladero muy estético. Pero lo excepcional es que a ambos lados de las paredes de este pasillo, se despeñan varias cascadas de agua que, gracias a la fuerte cobertura vegetal que hay en la parte superior del desfiladero, han formado numerosas tobas y travertinos. A esto hay que sumar la naturaleza exhuberante que encontraremos, las copas de los árboles crean un tejado natural que impide entrar a los rayos del sol, y el musgo y los helechos inundan las paredes del barranco. Todo esto junto crea un escenario natural maravillosa de una calidad estética excepcional.


 Tobas, travertinos, cascadas, flysch.....


 ......musgo, helechos,  agua despeñándose por todos lados, esto es lo que encontraremos en este primer tramo del barranco..


 La estética del flysch.


El pasillo es muy estrecho en algunos tramos. Con el caudal alegre que encontramos el sábado encontramos algunas zonas de rápidos a vigilar pero que se superaban sin muchos problemas.

 Pasillos con rápidos con este caudal, pero se pasan sin problemas.



La fiesta continúa y las formaciones en el Flysch continúan siendo excepcionales.


 Más Flysch.


Incluso hay una pequeña zona de oscuros dónde encontraremos al medio día bonitos juegos de luces y sombras.

 Contraluces en los oscuros del desfiladero, imposible encontrar un sitio más estético.


 La salida de la zona de los oscuros, se acaba lo bueno.


Tras estos primeros metros apoteósicos, el barranco se abre y empieza una zona más abierta en la que destaca la abundante vegetación que hay a ambos lados del desfiladero. Recuerda mucho al Yesa Superior.


 Naturaleza exhuberante, recuerda mucho al Yesa Superior.



A partir de aquí el barranco pierde progresivamente interés hasta convertirse en un paseo acuático. No obstante, aun quedan varios estrechos alternados por pozas de agua turquesa cristalina en la que podremos realizar algun salto de pequeña altura.




Este es el segundo de los resaltes importantes que se puede escaquear por la izquierda orográfica sin tener que usar la cuerda. Con menos agua se podría hacer un tobogán de media altura por que la poza de recepción cubre pero hoy va bastante bruto y decidimos verlo desde arriba.





Seguimos andando un rato hasta llegar a la última de las cascadas que podéis ver en la siguiente fotografía. No hay instalación de rapel por que se puede destrepar fácilmente.




 E incluso podremos realizar algun salto de mediana altura.




A partir de este punto el barranco se abre completamente. Solo nos queda un andar un tramo por el río hastas las pasarelas que se acaba haciendo un poco largo.
Es una pena que lo bueno sea tan corto y que el resto del barranco sea andar por el río. No obstante, la calidad estética del primer pasillo compensará con creces la falta de deportividad del barranco. También es llamativa la ubicación del barranco, en pleno corazón del Sobrepuerto, una zona aislada y muy solitaria. Si buscáis soledad, naturaleza y estética, éste es vuestro barranco. 
Barranco para recomendar, sobretodo con los caudales que encontramos el sábado pasado.

6 comentarios:

Eduardo dijo...

Impresionante el inicio del barranco, esa zona la tengo pendiente para hacer una ruta, haber si en la primavera me acerco, saludos

José Miguel García dijo...

Preciosas las fotos del barranco, actualmente (para este fin de semana) como estará?

José Miguel García dijo...

Preciosas las fotos del barranco, actualmente (para este fin de semana) como estará?

José Miguel García dijo...

Preciosas las fotos del barranco.
Actualmente, para este fin de semana, como estará?

Luis Gil dijo...

Increiblemente bonito. Lo hocimos ayer !!!
De los más bonitos que he hecho

Luis Gil dijo...

Gracias por esta tan buena explicacion y por las geniales fotos !!!