domingo, 16 de septiembre de 2012

GARGANTA DEL GUATIZALEMA INFERIOR



 EN VADIELLO TAMBIEN SE PUEDEN HACER BARRANCOS ACUATICOS




Aunque aún me quedan por actualizar unas cuantas actividades realizadas este verano, antes de ponerme al día en el blog,  voy a publicar la actividad realizada este finde por que me ha llamado mucho la atención. Marta y yo queríamos cerrar este finde la temporada de barrancos y decidimos hacerlo en el mismo sitio dónde la empezamos hace 6 meses, en nuestra querida y cercana Sierra de Guara. 
No nos apetecía nada estar en medio de las aglomeraciones de los barrancos más masificados de la Sierra, que son precisamente los que en este momento llevan agua aunque tampoco mucha que este año está siendo muy seco, asi que nos decantamos por la aventura y nos vamos a descubrir uno de los muchos lugares desconocidos que aún esconde la Sierra de Guara: el Guatizalema Inferior.
Cuando había ido a Vadiello desde la carretera siempre me había llamado la atención la garganta que formaba el Guatizalema a la altura de los túneles. Seguro que esto se ha descendido alguna vez, pero la pregunta radicaba en si esa garganta será interesante desde un punto de vista barranquista. Salamero, en su famosa guía que es la biblia del barranquismo en la Sierra de Guara, alude a este tramo del Guatizalema pero habla de ella como una excursión acuática sin mucho interés. Vaya pues debe ser poco interesante, aunque la experiencia de estos ultimos años me dice que poco interesante en Guara es sinonimo de desconocimiento y olvido y normalmente las actividades "poco interesantes" que he realizado en la Sierra se han traducido en el descubrimiento de pequeñas joyas naturales en las que hemos disfrutado un montón. Sólo hace falta afinar la búsqueda y reunir las ganas necesarias para adentrarse en unos parajes a los que va muy poca gente, ingredientes que Marta y yo reunimos el sábado pasado con el resultado que veréis a continuación.
La zona de Vadiello reune bastantes descensos barranquistas en los afluentes que hay en ambos márgenes de la Garganta del Guatizalema. Son barrancos secos en conglomerado que se caracterizan por ser muy verticales y aéreos. Se hacen poco pero se hacen y están perfectamente reseñados y divulgados. Curiosamente, en esta zona de Guara nació el barranquismo en España. La garganta del Guatizalema, ubicada en un lugar de paso estratégico ya que antes de que se construyera el paso del Monrepós por aquí pasaba el camino que se utilizaba para comunicar Huesca con Sabiñanigo y el Sobrarbe, era muy conocida por los habitantes de Huesca. En este punto el Guatizalema se encaja a la altura de las paredes de conglomerado que delimitan los Mallos de Ligüerri y la Peña de San Cosme y formaba unos estrechos que eran muy frecuentados en el pasado por pescadores y excursionistas. Estamos hablando de los Estrechos del Palomar. Lucien Briet visitó este paraje en 1908 y ya hablaba de la posibilidad de poder descender estos estrechos con canoas. Más tarde en los anuarios de los años 50-60 del club Peña Guara de Huesca se alude a que era relativamente popular el descenso de la "travesía de los estrechos" que se realizaban con colchones neumáticos. Entonces no se había inventado el barranquismo como deporte, pero  sin querer estos pescadores y excursionistas que en la primera mitad del S.XX descendían este tramo del Guatizalema, estaban realizando sin saberlo uno de los primeros descensos barranquistas en España.

Los Estrechos del Palomar, foto histórica obtenida del libro "La Sierra de Guara" de P. Minivielle.


La presa de Vadiello, construida en el año 1971 para abastecer de agua a toda la ciudad de Huesca y su área metropolitana, dejó sumergidos para siempre estos estrechos. En la fotografía precedente podéis ver cómo eran los Estrechos del Palomar, que debían ser muy similares en morfología por su tipo de roca y estrechez  a los Estrechos del Balced. Después, con el nacimiento del barranquismo y su proliferación en los años 80-90, la inexistencia de cauces de agua permanente en esta zona relegó a Vadiello a ser una zona periférica sin la importancia de otras zonas de la Sierra de Guara, aunque aquí se concentran una cantidad nada desdeñable de  descensos secos en conglomerado caracterizados por su verticalidad.
Toda esta historia se ha quedado sumergida bajo las aguas del pantano pero el Guatizalema aún sigue escondiendo sorpresas aguas abajo de la presa. Es el tramo denominado como Guatizalema Inferior, una garganta estrecha y sombría que se distingue de los Estrechos del Palomar por ser en caliza y no en conglomerado. Como es un descenso muy poco divulgado y conocido, voy a ser generoso con las fotos de la actividad que voy a colgar en esta entrada y voy a describir de forma un poco más pormenorizada su descenso.


Localización actual aproximada de los Estrechos del Palomar bajo las aguas del pantano de Vadiello.



Lo primero que tengo que advertir es que este tramo del Guatizalema está completamente regulado por la presa del Embalse de Vadiello por lo que antes de iniciar el descenso tendréis que asegurados que la Confederación Hidrográfica del Ebro no va a realizar niguna suelta ese día. Este el teléfono de la presa de Vadiello por si queréis informaros: 974 26 21 19. Esto también afectará al caudal de este tramo del barranco. Da igual que sea un año muy seco o que haya llovido mucho, la presa regula la cantidad de agua que baja por este tramo por lo que os podéis encontrar sorpresas con el caudal. Para que os hagáis una idea, en este verano tan seco que ha dejado en niveles muy bajos todos los ríos y barrancos del Pirineo y de la Sierra de Guara, nosotros encontramos el sábado pasado un caudal bastante alegre en el Guatizalema Inferior, una gozada por que lo disfrutamos un montón.
El Guatizalema Inferior empieza justo debajo de la Presa de Vadiello en un primer estrechamiento en conglomerado que sería el tramo final o lo que quedan de los Estrechos del Palomar. Después viene un largo tramo abierto de andar hasta un pequeño azud. Nosotros evitamos este primer tramo y decidimos entrar por el azud. Para ello, deberéis dejar el coche en el aparcamiento de la Pared del Muerto y descender al cauce por una pista cementada que después se convierte en senda. Para los que no seáis escaladores, es el parking que hay justo después del 2º túnel viniendo desde Santa Eulalia la Mayor.


El inicio del descenso lo realizamos en el Azud que hay bajo el parking de la Pared del Muerto.



El inicio ya nos anticipa la estética de la garganta.


Tras pasar el azud y ponernos el neopreno llegaremos a un tramo muy guapo y estético sobre una visera de roca caliza anaranjada.

Bajo la Gran Visera justo en el inicio del descenso.



Tras la Visera viene un tramo de grandes bloques desprendidos que nos obligará a realizar pequeños y fáciles destrepes, eso sí, en condiciones de caudal normal como lo encontramos, con caudales elevados este tramo tiene que ser exigente.


La zona de bloques vista desde la carretera.


Atravesando la zona de bloques.


La zona de los grandes bloques da comienzo al segundo gran estrecho del barranco, si hemos empezado en el azud será nuestro primer estrecho. 

La larga badina del inicio del Segundo Estrecho vista desde la carretera.


El inicio de este estrecho nos servirá para hacernos la idea de lo que es el Guatizalema Inferior: un garganta con tramos tramos estrechos y muy acuáticos que albergan badinas muy profundas de considerable longitud y con el agua bastante fria.


El inicio del Segundo Estrechamiento permite realizar pequeños saltos.


En el inicio de este gran estrechamiento se alternan tramos de nadar en lo que podremos hacer algun salto con otros en los que se hace pie. Una cosa que nos llamó la atención y que encontraremos varias veces más en el resto del descensos, fue las pequeñas cascadas que se despeñaban por el cauce. No son naturales ya que proceden de las fugas de agua que hay en la canalización que discurre varios cientos de metros más arriba, pero le daban un encanto especial al descenso y formaban rincones muy guapos.

Las múltiples cascaditas que encontraremos a lo largo del descenso.





El primer estrechamiento hace una curva acusada hacia la derecha que da comienzo a una larga badina de aguas muy frias y profundas que cuesta un rato atrevesar a nado.




La badina también tiene su cascadita de rigor que le da el encanto al que he aludido anteriormente.

La larga, profunda y sombría badina del tramo central del Segundo Estrecho con su cascadita de rigor.



Nos llamó mucho la atencion la longitud de la badina. Junto con las badinas de las Gorgas Negras es la badina de mayor longitud que hemos atrevesado a nado en la Sierra de Guara. Además, el estrechamiento es muy profundo y sombrio por lo que el agua está muy fria. En definitiva un rincón muy acuático y estético. Lo que os he dicho anteriormente, en Guara lo poco interesante casi siempre es sinónimo de desconocido y poco divulgado, os puedo asegurar que este rincón es precioso. Os dejo un pequeño vídeo para que veáis el ambiente tan acuático y sombrio que tiene esta garganta.



Rincones muy acuáticos en el Guatizalema Inferior.



La salida de este estrechamiento nos deja en una gran badina en la que podremos entrenernos y dar saltos de mediana altura. Ah, se me había olvidado comentar que estamos completamente sólos, menudo lujo disfrutar  de esta manera un sábado de verano un descenso tan acuático como éste en la Sierra de Guara!!!!!!!.

Salida del Segundo Estrecho, volvemos a ver el sol.


En la badina de salida del Segundo Estrecho podremos enredar y  hacer saltos de mediana altura.



A partir de aquí viene un tramo abierto alternado con algún corto estrechamiento y badinas dónde progresar nadando. Nosotros pensábamos que ya se había acabado lo bueno pero aún quedaba un estrecho más........


......que está precedido por su cascadita de rigor, de nuevo un rincón muy estético y un nuevo regalo para los sentidos.

La cascadita de rigor antes de comenzar el Tercer Estrecho.


El inicio del Tercer Estrecho, el segundo si venimos desde el azud, nos anticipa que va a ser muy similar al anterior; es decir, un paso angosto muy acuático.

El inicio del Tercer Estrecho.



Toca nadar de nuevo ya que la badina que atraviesa el fondo de este Estrecho, al igual que su precedente,  es de dimensiones considerables, algo muy llamativo en este descenso, si parece que estamos en las Gorgas Negras!!!!!.

De nuevo hay que atravesar a nado la larga badina del Tercer Estrecho.



Ahora sí, lo bueno se ha acabado. El Guatizalema se abre y ya podemos ver al fondo la torre vigía de Santa Eulalia la Mayor. Toca un tramo abierto de andar por el río que se hace un poco pesado hasta que lleguemos a unas casetas dónde daremos por finalizado nuestro descenso. Desde las casetas tomaremos una pista que nos depositará en la carretera y una vez en ella, andaremos los 2km aproximados que nos separan del coche.

El cauce se abre tras el Tercer Estrecho (al fondo la torre de Santa Eulalia la Mayor).


La salida de la garganta barranco desde la carretera.



Como véis el Guatizalema Inferior es una garganta muy bien formada  y encañonada en el que la estética y lo acuático de sus estrechos predominarán sobre su caracter deportivo. En definitiva una buena excusa para darse un buen chapuzón, en el resto de los ríos de la Sierra de Guara no se disfruta de esta soledad y tranquilidad. Ah, se me olvidaba, por la tarde y aprovechando la sombra, podremos darnos unas pretadicas en las múltiples vías de la escuela de escalada deportiva de Vadiello, a nosotros nos quedó un día muy completo.
Y ahora sí, podemos decir que hemos barranqueado en todos los ríos de la Sierra de Guara........

3 comentarios:

Bruno dijo...

Me alegro de que os haya gustado ese barranco tan evidente como olvidado.
Saludos.

GORBEAAMETS dijo...

Hola Ruben:

Excelente actividad para un día de calor.
Has tocado una de las zonas que más me han gustado de Guara.
Mira que está fría ese agua del Guatizalema¡¡¡¡¡¡

Saludos.

RUBEN dijo...

Me vais a hacer quedar mal, en esta entrada he dicho que este descenso no lo hace nadie y mira tu por dónde me escriben dos que sí que lo han descendido….ja,ja,ja:
-Bruno, sorprendente que este descenso tan acuático y estético sea tan poco conocido y apenas esté divulgado y eso que, como bien dices, es una garganta muy evidente.
-Gorbeaamets, el agua en la larga badina del segundo estrecho estaba helada supongo que es por que nunca le da el sol.
Saludos a los dos,